Sólo porque sí…


No importa cuánto tiempo pase en tu vida nunca tendrás la claridad anhelada, justo cuando estás en la cima de lo que crees no podría ser mejor, algo se interfiere para ponerle algún reto. Una persona, un problema, una cosa no dicha o una palabra mal dicha. Una enfermedad cercana o una enfermedad propia. Una mirada que encanta te anima a seguir mientras unos ojos lloran a tu alrededor haciendo sentir culpable a tu felicidad inanimada.

No existe una felicidad constante cuando tus retos no ligan con el sufrimiento a tu paso, hay sombras que no pueden iluminarse y luces que no pueden apagarse. El camino a conseguir lo que quieres es  y seguirá siendo una brecha infinita que se llena de mares y al mismo tiempo te retiene con algas que miran para todos lados menos… para donde tú miras.

Y después de todo…eso es lo más cercano a vivir sin un reloj, no podemos dejar de intentar conseguir eso que amamos más…porque sin él no podríamos respirar y sin él dejaríamos de ser. A veces es sólo un aliento y otras es toda una vida que merece ser petrificada para que nunca termine.  Sin razón, sin entenderlo bien, solo porque sí…

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s