Nunca te des por vencido.


Esta semana ha sido sin querer y queriendo una semana de muchos aprendizajes. El primero llegó con el fútbol teniendo a mi equipo favorito los PUMAS de la UNAM contra la lona. El equipo más exitoso del torneo el Cruz Azul, se presentaba en el primer partido con una ventaja de 2 goles. En la  semana y francamente viendo el desempeño que habían tenido los PUMAS en el resto de la campaña dude de lo que podrían hacer enfrentándose con el favorito en su casa para definir todo.

Para mi sorpresa empezamos ganando y de ahí la esperanza llegó para mi. Al término del partido me dieron una gran lección y me cerraron la boca. El pasado no existe más y lo hecho de ahora en adelante es lo que marca tu destino.

Con otro escenario y viendo The Amazing Race vi cómo el equipo colombiano  se venció desde el inicio de la carrera esta semana, no aprendieron de sus errores y al final con mucha tristeza uno de ellos José, afirmaba que se iba muy desilusionado con él mismo porque no era un perdedor y en esta carrera le había salido todo mal y había sido un perdedor “él no era ningún perdedor, se decía”. Que me disculpe si lo digo así: ” ser un perdedor es creer que las  cosas te pasan por tu mala suerte y no por tus acciones y logros”. Que triste fue ver a su novia Marietta alegre por lo vivido y positiva  con la carrera junto a  un tipo decepcionado de todo lo hecho de principio a fin. Caray no todos pueden ganar pero darse por vencido sin siquiera intentarlo es muy lamentable teniendo miles de latinos queriendo estar siquiera dos días.

Los grandes retos laborales que se avecinaron en los últimos meses hoy toman una forma mucho más acorde con el esfuerzo y dedicación que hemos inyectado en cada una de nuestras acciones. Han sido tiempos realmente difíciles y no importando lo difícil que era, jamás pensé en darme por vencido, siempre he sabido salir adelante de una u otra forma y rendirme es una palabra que no esta permitida cuando sé que tengo elementos para hacer algo por la situación que me enfrenta. Mi equipo es inmejorable y saber que todos presionados y cansados están dispuestos a dar mucho más me inspira muchísimo y me obliga a dar más. Hoy hago un testimonio muy claro e invito a los que leen esta nota. No importa cuán difícil o doloroso sea el proceso que estés pasando, nunca te des por vencido pues al final, ese es el motor que nos mueve y nos hace realizar cosas extraordinarias cuando los demás ya se han rendido.

Una semana para atreverse más y un cierre de año para agradecer los grandes retos.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s