Cuidadanos del Mundo


Confieso tener una gran debilidad por las mujeres que considero ciudadanas del mundo y un gran respeto por aquellos ciudadanos que decidieron hacer del mundo entero su hogar no su país.

Di haciendo de las suyas

Ya sea con cámara en mano, con una sonrisa, con música, con letras… Los ciudadanos del mundo tienen algo en común, no pueden parar, no saben de ataduras, amorosas, laborales o familiares. Que no significa que sean ermitaños o tan egoistas que no  se les pueda tratar. Al contrario, quizá sea esa energía y ese carisma el que los hace siempre volar, compartir y absorber eXperiencias.

Su historias son siempre tema de conversación para quienes las y los conocen. América, Asia, África,Europa u Oceanía. No hay fronteras ni geográficas ni monetarias. Quizá los principales obstáculos que el resto de nosotros siempre nos ponemos como un primer freno para salir por el mundo con poca ropa y mucha actitud.

¿Pero cuántos de estos ciudadanos hay en el mundo?

Jolanda y Carmen en Guate.

Afortunadamente miles, unos más exóticos que otros, pero están en cada camino en el que prestes atención y estés dispuesto a observar con detenimiento.

¿Por qué el dinero no es un freno?

Porque no decidieron viajar para comprar souvenirs para todos los amigos y familiares. No es su manera de demostrarles que los quieren. Por qué las comodidades están en su vocabulario expresadas de un modo distinto: 4 paredes, agua para lavarse y un lugar seguro para dejar sus cosas. Porque ganar dinero tiene un objetivo claro antes de buscarlo y todo es una inversión constante en vivir y conocer un mundo nuevo.

¿Por qué dedicarles este espacio?

Porque soy un maldito romántico que con cada encuentro confirma el verdadero sentido del vivir y que trata de generar el eco que me provocan para que más de nosotros despertemos del estrés, de limitaciones materiales y de frenos mentales impuestos por nosotros mismos. No hay más tiempo para vivir que el hoy. Si aprendemos a morir con intensidad  viviendo al máximo el hoy, nuestro fin será sólo un merecido descanso en consecuencia.

Con Zai y su travesía por México
  • Para Di de Portugal que con una sonrisa toca las almas más duras e inspira a su paso a cada persona.
  • Para Zai de España que con su cámara comparte el mundo que atraviesa y siempre deja algo muy de ella a su paso.
  • Para Maíra de Brasil que en poco tiempo me dejo una gran sonrisa.
  • Para las hermanas Jolanda y Carmen de Suiza que me dejaron ver cómo ni las razas nos hacen tan distintos.
  • y para todos los demás que he conocido en mi camino y hoy sin recuerdo de sus nombres se vuelven anónimos viajeros.

 

Anuncios

6 Comments

  1. Que bonito esse relato sobre os cidadãos do mundo…enquanto puder por uma mochila nas costas e alçar vôo por este mundão à fora, o farei de braços abertos!!!!! Compartilhamos uma estrada, não foi mesmo, e isso foi o suficiente pra nos reconhecermos???

    Bonita lembrança, besitos, Maíra Zenun

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s