Estafa en la Habana vieja


No fueron pocos los que nos alertaron de que en Cuba hay muchos personajes que ven la manera de sacarte provecho y sobretodo dinero. Mi escepticismo de siempre no me dejaba llegar con prejuicios a un país del cuál no conozco más que a mi actual cuñado.

Así, visité la Habana Vieja.

Habana vieja

Ataviado con las rigurosas bermudas y cámara en mano, nos dirigimos rumbo al capitolio cubano en el corazón de la Habana vieja y mi ansiedad fotográfica no me dejaba parar de tirar fotos, mis amigos se adelantaron mientras yo buscaba el mejor ángulo para retratar a este gran coloso. De pronto una mano toca mi hombro y me saluda con gran amabilidad, se trata de Roberto, quien me indica es profesor cubano y sin agua va, me empieza a dar información sobre la Habana y sus transportes, me pregunta de dónde vengo y al decirle que de México se le ilumina la mirada y me dice con mucha emoción que él ama México y que está muy agradecido con mi país ya que gracias a nosotros la revolución cubana pudo realizarse. Me habla de Justo Sierra, Benito Juárez etc. Al verme con cámara en mano me invita a llevarme a lugares muy buenos para fotografíar y aquí me genera la primera desconfianza, le digo que vengo con unos amigos y que debo ir por ellos. Al llegar con ellos se me quedan viendo con cara de …”Ay y ahora en qué aventura nos vas a meter” yo les digo que nos va a enseñar buenos lugares y lo seguimos, pronto nos damos cuenta por su olor que viene tomado e inicia a hablar mal del sistema cubano y a levantar la voz mientras vamos avanzando por los callejones más lastimados nos denuncia como se han derrumbado edificios completos con familias enteras porque el Gobierno no hace nada.

Roberto caminando en la Habana

Señala los balcones cuarteados diciendo de manera fuerte que debemos tomar esas fotos de la Cuba que él vive todos los días y no de Varadero o Miramar que son sólo espejismos de la Cuba de hoy. A mi, el caminar por lo profundo de la Habana Vieja me da gusto pero pronto me empieza a preocupar tener las miradas de los transeúntes sobre nosotros, -seguro son mis amigos con cara de “gringos” que llaman la atención- pienso mientras me doy cuenta que cualquier extranjero aquí, se vuelve un festín andante de dinero. No pasó nada, nadie se nos acercó a agredirnos, ni a pedirnos nada, pero las miradas con tal necesidad en sus pupilas se  volvían incomodísimas.

Después de ver decenas de edificios en ruinas, nos detenemos en un Bar que según el, es un clásico pues fue propiedad de Compay Segundo. Una vez ahí Roberto nos pide sentarnos y se encarga de ordenar una especie de Mojito para brindar por el honor de tenernos en su país.  Mientras tanto, nosotros pensábamos ” uy a  ver con cuánto nos estafa este “amigo”. Su conversación se vuelve una novela cuando nos llora que su papá está viejo y enfermo, contagiado por su emoción le estiro la mano y toco su hombro en señal de comprensión. Horas después me arrepentiría por las burlas de mis “gringos amigos”

Bar Compay Segundo

Todo marchaba bien, los bartenders nos recomiendan la bebida de la casa y le dan la receta a mi amiga mientras discretamente Roberto, nos pide dinero como “ayuda”, adicional a ello nos pide no lo hagamos evidente pues él respeta mucho a las mujeres y no quiere que se de cuenta. En total nos tomamos 8 tragos 2 cada quién y al llegar la cuenta nos vamos de espaldas, la cuenta dice 56 CUCs !!!! cerca de $840 pesos mexicanos. Nos volteamos a ver con cara de “what”, nos la aplicó bien y bonito y no nos queda más que pagar y despedirnos para siempre del dichoso profesor. Moraleja no reciban invitaciones de cualquier persona en Cuba a menos que haya probado su honestidad previamente.

Los estafados

P.D. mis amigos me siguen jodiendo con la estafa en la que los metí por mi confianza absoluta. (así se aprende, felices viajes)

Anuncios

7 Comments

  1. Amigo llego un poco tarde a tu post pero como acabo llegar de un Viaje a Cuba y estoy buscando testimonios de este tipo de estafas fue como di con tu historia. Te cuento que nos pasó algo similar a mi amigo y a mi, el primer día en la habana nos la quisieron aplicar, caminabamos por la calle San Rafael en el centro y nos topamos a un hombre de unos 45 a 50 años, supo que eramos de México por que mi amigo traia puesta la camisa de la Seleccion, entonces como dices al tipo se le iluminaron los ojos, nos dijo “mexicanos, que gusto, México nuestro país hermano” nos empezó a decir que él adora México y bueno bla bla, nos ofreció ir ese día por la noche a un bar donde hay un ballet de chicas que el dirige, nos pidió que lo acompañáramos a una calle de ahí para que nos apuntara la dirección del lugar, entramos a un bar o cantina medio de mala muerte se llama Bar Okinawa, nos dijo tomen asiento en lo que pido papel y pluma al encargado, vuelve a la mesa y se sienta con nosotros, en eso el encargado del bar nos sirve a mi y ami amigo un mojito y un cuba libre a cada quien y claro también a nuestro nuevo “amigo” cubano, nos indica que esos tragos son “de bienvenida” osea nosotros entendimos que algo así como de cortesía, aunque claro todo el tiempo supe que al final nos cobrarían, en lo que nos tomabamos los mojitos y la cuba el tipo nos hacía la platica y nos contaba algo de historia, pasados unos 20 minutos le digo que gracias que ya tenemos la dirección para ir a ver a “su ballet” por la noche pero que tenemos que irnos por que vamos a buscar algo de comer a lo que nos dice que esta bien que solo vayamos a la barra a pagar la cuenta de lo que nos tomamos, ahí es donde pensé aquí viene la estafa, me dirijo a la barra y el dependiente me da una hoja donde apunto la cuenta y madre mia, 54 CUC por 3 mojitos y 3 cubas insipidas, eso ni en la bodeguita de en medio te lo cobran, total que le digo al encargado que no traigo esa cantidad ya que es mucho y le digo que solo tengo 120CUP a lo cual obvio se hace el ofendido y me dice que esa moneda no vale y que como vamos a hacer para pagarle nuestro “amigo” cubano (Obviamente compinchado con el encargado del bar) me dice que en efecto esos 120 cup no son nada y que debo pagarle los 54 cuc que en pesos mexicanos a esta fecha son algo así como 1,060 MXN, ante el momento de tensión el encargado se ofrece a acompañarnos hasta la casa en la que estabamos hospedados para ir por el dinero y pagarle, le digo que ok que nos acompañe a la casa, al salir a la calle mi amigo me dice en privado que mejor le paguemos de una vez para no hacer mas borlote pero yo le digo que no, que no vamos a pagar semejante cantidad, por que claro que traiamos para pagarle los 54 cuc pero le dijimos que no por que es una cantidad rídicula para lo que tomamos, una vez en la calle a unos cuantos metros fuera del bar le digo al encargado que no estoy de acuerdo con pagarle los 54 cuc por que es un precio exagerado al o que me comenta que ese es el valor y el tiene que recuperar su dinero, acto seguido le digo que mejor vamos con un policia y le explicamos la situación, que nos quiere cobrar por unos tragos que no le pedimos y que se supone eran de “bienvenida” o “cortesia” ya que en realidad esos tragos nosotros no se los pedimos, ahora si que nos lo vendió casi a la fuerza y a un precio hiper inflado, una vez que escucho lo de ir con la policia me dijo que no habia necesidad que podiamos arreglarlo ahí mismo, entonces empezo a bajarme el precio de lo que quería cobrar, primero me dijo “esta bien solo dame 30 cuc” pero como me seguia pareciendo mucho no se los daba y me hacía el cuento de que el había gastado en la botella de Ron y eso es lo que costaba a lo que le respondí que esa botella de Ron no vale mas de 5 cuc y que ni siquiera nos tomamos la mitad de la botella, al ver que no podía seguir sosteniendo su timo bajo la cuenta a 20 cuc y le volvi a responder que no le iba a pagar algo que no le pedí, total al final despúes de los dimes y diretes me dice que 10 cuc los cuales termine sacando de mi cartera para dárselos ya con tal de terminar con la escena bochornosa, con lo cual termine pagando lo justo por esos 6 tragos.

    Para ser el primer día en la Habana era algo triste ya que el resto de los días andabamos a la defensiva cada que alguien se acercaba a “ayudarnos” u ofrecernos algo. Pero bueno ahí queda la experiencia. Saludos!

  2. Me da risa, tristeza, coraje, pues pasé por la misma situación, risa porque veo la misma foto, con la misma sonrisa de qué buena onda son los cubanos!, pero a mí me tocó otro chango que se llama dizque Alfonso o algo así, me contó de que México es lo máximo para cuba, me sacaron fotos en un árbol de las naciones, en un mercado y fui a parar en un bar que sirvió para una película según él, firmamos y todo como “yo estuve aquí”, y pues nos clavaron por 6 mojos 57 cuc’s, jijos del mal, pero después de que se me pasó la rabia, te cuento que estoy de acuerdo, nos reponemos por la pérdida material, pero da tristeza que seguirán estafando a la gente, lo que me traje también es que realmente la Habana que yo esperaba ver, me dejó una decepción y también tristeza de ver cómo la gente está muuuy mal, tan mal que tienen que recurrir a engañar a la gente para conseguir algo de dinero, lo que no entiendo por más que he dado vueltas, es que están súper orgullosos de su Cuba socialista, en fin, ahora nos reímos mi esposa y yo, pero realmente fue muy gacho que te bajen el dinero, aparte nosotros veníamos de que nos vendieron puros Montecristo de dudosa procedencia por una buena cantidad de dinero, lástima que no tuve la atención para ver este tipo de blogs, ah!, si gustas te comparto mis fotos, jeje, un saludo!!

  3. Mmmmm, que puedo decir, tienen hambre, tratan a toda costa de sacar el mayor provecho, para ellos por supuesto, que les reditue alguna comision , los antros se mandan,las mucamas, los habitantes, al final tu te repondras, ellos seguiran igual de jodidos, es una tristeza, pero ya viste la real idad cubana ,nadie te la maquillara mas.

  4. Felicidades amigo te apegaste bastante a la realidad y a la ves lo hiciste divertido solo te falto decir que antes de esa aventura hubo 2 conatos los días anteriores ósea ya estabas sobre advertido abrazos!! .
    P.D. Y te seguiremos jodiendo jajaja.

  5. Ay sí, esas cosas te las encuentras por todas partes. A mi no me parece mal dejar que un local te haga de guía por su país, incluso si es evidente que lo que quiere es sacarte dinero. Al fin y al cabo ellos son los que mejor conocen su zona y si no fueras con ellos no conocerías muchos lugares. En mi opinión vuestro error fue acceder a tomar algo con él. Roberto probablemente se llevó una comisión del bar y a vosotros se os quedó cara de tontos cuando tocó pagar la cuenta.

    1. jaja exacto, yo soy el más acorde contigo, confiar en los nativos es lo ideal para conocer bien, el tema es que nos llevó un taxista con una calidad humana increíble y con él duramos 3 días pagando lo que debíamos y poco más, conociendo incluso a su familia, un tipazo ese Fran, el tema con Roberto es que nos llevo al bar donde lo comisionan con engaños y ahí es donde pusimos la cara de “What???”. Pero así se aprende y el que no arriesga no gana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s