¿Por qué nos traicionamos?


Las últimas semanas me ha agobiado en la mente la palabra Lealtad, parece ser una palabra como muchas otras, pero para algunos, significa un verdadero estilo de vida. Quizá por eso me duele cuando veo a un amigo sufrir por una traición amorosa, ver una empresa que le da la espalda a sus investigadores cuando hay un fin comercial más grande o veo a unos cuantos políticos lamerse las botas un día y traicionarse otro, claro seguramente porque así lo dicta “la política”. Juegos mentales que continuamente aplicamos en nuestro andar, en la casa, en el trabajo, en la calle, siempre participando con poco o mucho de “política”. ¿Pero qué es la lealtad?  La definición más atinada que encontré y me hizo sentido a mi juicio es que la lealtad es un valor, un compromiso con otra persona o grupo y que tiene fortaleza al coincidir con ideales o historias de vida. Si tuviera que preguntarte a ti que estás leyendo este post ¿alguna vez te traicionaron? quiza el 95% diría sin pestañar que sí. Si la pregunta se ampliará a ¿quién te traicionó? lamentablemente un porcentaje alto afirmaría que fue alguien cercano, muy cercano, familiar, pareja o mejor amigo o amiga.

Si coincides con este pensamiento debes seguir leyendo si no, te invito a que detengas la lectura pues lo que leeras te gustará menos.

Ahora sí, aquellos que decidieron quedarse comencemos a desentrañar primeras hipótesis sobre el por qué la gente se traiciona o mejor decir “te traiciona”.

Hipótesis Amorosa.

  • Cómo todos los que hemos estado en una relación de amor, las caricias, los besos, las ganas, el sexo son las causantes de dominar tus palabras y que traicion amorosade tu boca salgan las palabras más hermosas que hayas podido pronunciar a ese alguien que en el momento te hacía expresarte de una u otra manera.
  • Luego de un tiempo ese alguien especial te engaña con alguien más y te enteras por amigos en común que te están engañanado. Obviamente tu pregunta inmediata es ¿Qué pasó? ¿Qué hice mal? y así rondarás por las noches perdid@ en una nube de ideas y confusiones.
  • La realidad es que la persona que tenías a un lado nunca fue sincera realmente contigo, su objetivo era alguien más y en ese momento eras una gran compañía, un simple escalón pero no una pareja deseada, obvio te pedirá que la o lo disculpes porque se le olvidó mencionarte ese detalle antes porque también lo sentía en el momento o al menos eso creía.
  • Ok,ok digamos que se lo concedemos fue sorprendid@ por “el amor” pero ¿por qué no habló contigo, te lo dijo y luego inicio otra relación? ¿por qué jugar doble?.
  • Respuesta: Una persona egoísta y poco sincera no se tocará el corazón a pensar si realmente está mal lo que hace, en cambio sí estará concentrad@ en lo bueno que está por venir, pero eso sí, mientras no se concrete nada para qué quedarse sólo o sola no?

Hipótesis Familiar.

  • Imagínemos un escenario empresarial en donde dos hermanos comparten su negocio y al principio como todo, es miel sobre hojuelas, la empresa crece, los ingresos van increíbles y no pasa nada, fluyen como los  emprendedores que soñaron, pero en cuanto se hace grande y es necesario tomar decisiones más estratégicas, no hay cabida para dos pensamientos, inicia la  batalla.
  • Resulta que las indicaciones que da uno de los hermanos es muy distinta a las que da el otro, los empleados se saben la historia de amor y odio pero se quedan en medio preguntándose ¿por qué se atacan entre hermanos  si ambos salen beneficiados?
  • Respuesta: La misma sangre no siempre es compatible, la sangre no es garantía de lealtad y si no hay buena educación y comunicación desde chicos no habrá manera de poner a trabajar a dos gallos. Finalmente uno se encargará de que el otro venda su parte y lo que resulta de ello es una raspadura que nunca sana aunque haya “perdones y te quieros” en el medio.

Hipótesis Amistosa. 

  • Se conocen desde hace 10 años se platican sus mejores y peores anécdotas, se ayudan mutuamente, se ríen, lloran y se apoyan cada vez que los necesitan.
  • De un día para otro “alguien” ya no piensa igual,  ha escuchado por alguien más que apenas conoce, cosas que no le han gustado y que le hace pensar si su amig@ es realmente su amig@. El trato empieza a cambiar, se aleja y de un momento a otro le da la espalda.
  • El otro, obviamente sorprendido, le reclama este cambio de actitud,¿por qué no se acercó a preguntarle si era cierto lo que decían? ¿Cuándo empezó a ser importante lo que decía la gente y no lo que habían construido en confianza durante años?
  • Nunca terminas de entender a alguien, las personas somos egoístas por naturaleza y de un día al otro podemos cambiar de parecer como si no fuera importante nada más, salvo lo que necesitamos en ese momento. Como si la historia de años se pudiera borrar con un berrinche o unas palabras.
  • Tristemente la historia puede terminar sólo con recuerdos de algo que fue muy bueno y que disfrutaron ambos.

Ahora sí, ya entrados en contexto, la pregunta que vino a mi casa y que he tratado de responder es¿cómo podemos mitigar y prevenir que esto nos pase? para ser honesto, sigo pensando en la respuesta y no doy con ella, sólo puedo decirles qué me ha funcionado a mi para evitar ser traicionado o mejor dicho para evitar tantas traiciones. Al final uno está expuesto a que ciertas personas en su vida permanezcan y otras sólo pasen dejando recuerdos. En mi caso me sucedió con un gran amigo que por un berrinche de su esposa no supo como rescatar una amistad de años. Traté de acercarme y era demasiado tarde, afortunadamente de ello salió algo mucho mejor, una amistad inquebrantable de lealtad y entereza con otro amigo que aún con menos años conociéndolo, nunca me dió la espalda  y sabiendo lo que podía arriesgar igual estuvo conmigo hasta hoy. Muchas gracias compadre.

Lealtad
Lealtad

Son a esas personas a las que hoy les quise escribir, a las que son valientes, son derechas, son directas y a veces pueden ser crueles con las verdades que tienen que decir, pero si son para bien siempre se agradecen. Para mi la lealtad es el día a día, es lo que me hace pensar en los demás, en seguir creyendo que haciendo las cosas bien y de frente traerán grandes cimientos para todo lo que haga, para mi se trata de trabajar duro e involucrar a todos los que quieran crecer, es confiar en las personas y ayudar con lo que puedas, es tratar de ser justo en cada acción, es despertar queriendo mejorar siempre algo. Me sorprende y me enoja la gente que tira a la basura años de amistad por nada, aquellos que se cierran las puertas que siempre estuvieron para ellos o ellas por nada a cambio, por un berrinche, chisme o cualquier tontería que en la mayor parte de los casos tiene solución. Los más peligrosos son los “borregos” los que no tienen criterio para discernir del bien o del mal, los que por seguir la corriente se dejan llevar con el mejor postor. A todos ellos les digo ¡Despierten! la vida es muy corta para llenarse la cabeza de tonterias y hacer a un lado a las personas que valen la pena y han probado hacerles un bien, entre más pronto lo entiendan menos difícil será su camino, pero si no tienen oídos para aprender y corregir, lamentablemente su camino será muy solitario e inestable.

Aprovecho para agradecer a todos mis amigos y amigas el que a pesar de la distancia, tiempo o compromisos siempre están cerca de mi, son mis recuerdos y mis mejores historias por venir,a ustedes les dedico no sólo palabras, sino la promesa de que a pesar de todo siempre estaré para ustedes y estoy seguro que ustedes lo estarán para mi. Los quiero condenad@s.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s